Información General

“Paredones”

Paredones” es una escuela de escalada que data de muchos años, y hasta no hace tanto  tiempo el lugar estaba reservado exclusivamente a la escalada clásica, de fisuras, y otros tipos de formaciones aptas para la colocación de empotradores móviles. Entre estas rutas encontramos muchas de excelente calidad, la mayoría de las cuales son ideales para el aprendizaje del arte de colocar “cacharros”. Los sectores son varios y las historias de escaladas en éste bellísimo lugar se remontan a décadas atrás.

Toda la información de éstas rutas, se encuentra reseñada en la guía de escalada de Capilla del Monte, en la sección “Paredones”, que publica el Grupo de Escaladores del Cerro Uritorco (GECU), a través del incansable trabajo de Damian Zanotti, gran pionero y referente de la escalada en Capilla del Monte. Por esta razón, dichos sectores no están reseñados en ésta página y, al hacer referencia a ellos, aparecerán bajo el nombre de “Paredones Clásico”.

foto-guia-capilla
Guía de Escalada de Capilla Del Monte.

Pero esto no es todo, el tremendo potencial que Paredones tiene para la escalada hizo que desde hace un tiempo se comenzaran a abrir rutas en nuevos sectores y que, invitados por la gran cantidad de hermosas líneas, se abriera el juego a la colocación de anclajes fijos y a la apertura, ya no sólo de fisuras y terreno de aventura, sino también de rutas mixtas y netamente deportivas. Nació así lo que se conoce como “Paredones Depo”.

Estas aperturas comenzaron en el año 2014, continuaron a buen ritmo, y se encuentran hoy en un momento de mucha ebullición, con varios aperturistas dedicados a la hermosa tarea de preparar los itinerarios y regalar a la comunidad escaladora nuevas rutas que desafían, motivan y contribuyen al crecimiento de un deporte que, por suerte, se hace más conocido cada día.

Vale decir que los sectores clásicos se conservaron intactos, tal cual estuvieron siempre, y que las nuevas rutas se encuentran en paredes que previamente no habían sido abiertas. Es una manera de respetar el trabajo de quienes iniciaron la escalada en la zona, su visión y su legado.

Aún así, la cercanía entre todos los sectores hace que Paredones, como escuela, sea hoy un lugar muy completo para la practica de la escalada, en el cual podemos encontrar desde rutas clásicas y mixtas de uno y dos largos, pasando por hermosas escaladas en terreno de aventura, hasta rutas deportivas de mucha calidad y variada dificultad.

DSC_0543
Los impresionantes muros de “Paredones” – (Foto: Hernán Ortega).

Una Escuela En Pleno Crecimiento

La roca en todo “Paredones” es de excelente calidad y ofrece tanto placas “regleteras” como técnicos desplomes y fisuras increíbles. Los nuevos sectores están bastante cerca unos de otros y, si bien no abundan las rutas fáciles, podemos decir que ya hay para todos los gustos. El estilo del equipamiento es muy moderno, y (al menos así lo intentamos) las rutas son suficientemente seguras como para ensayarlas, probar y progresar en el grado.

Por otro lado, el respeto por las paredes y sus formaciones naturales nos ha impulsado a no colocar anclajes fijos en las fisuras, con lo cual han surgido varias rutas muy interesantes en estilo puramente clásico y mixto, que implica escalar entre algunas chapas y secciones que requieren ser equipadas con móviles. Pensando en la seguridad de los escaladores, y en el carácter deportivo de estos nuevos sectores, todas las fisuras y rutas mixtas han sido limpiadas y se les han colocado descuelgues para poder bajar con total seguridad, sin la necesidad excluyente de que un escalador ascienda como segundo,  y evitando el maltrato de árboles y las maniobras riesgosas.

Las posibilidades de aperturas en el lugar son enormes y el potencial como escuela que tiene Paredones nos ha puesto a trabajar con mucho entusiasmo. Ya hemos abierto rutas en más de diez sectores nuevos, y nos quedan otros tantos que aún no hemos tocado y están a la espera de que el trabajo de todos continúe regalando rutas que nos desafíen a escalarlas y disfrutarlas.

0044 liviano
Increíbles formaciones en el sector “La Cañada” – (Foto: Fran Verde).

Responsabilidad Como Aperturistas

Abrir una línea de escalada, en cualquier estilo que esto se haga, implica una inevitable transformación del medio, de la cual somos responsables todos: los aperturistas, en primera instancia, pues decidimos dónde, cómo y por qué alteraremos una porción de pared para que pueda ser escalada; y la comunidad escaladora en su totalidad, pues nos cabe la responsabilidad del respeto por el medio en que la escalada ocurre.

En este contexto, y sin evitar las discusiones, cada vez que abrimos una línea asumimos una responsabilidad única y muy placentera: intentar que cada vía nos diga, con su personalidad y sus formas, cuál es su recorrido más natural y su manera de equiparla. Desde ya que nuestra impronta está presente, y nos gusta que así sea, pero somos muy cuidadosos de lo que hacemos y nos tomamos nuestro tiempo, tratando a cada ruta como un tesoro y un legado que va a quedar para los escaladores de hoy y de mañana.

Conforme a lo que se estila hoy en día, en general abrimos desde arriba, lo que nos permite ensayar mucho en “top rope” antes de decidir si vale la pena limpiar y colocar los anclajes. Cada bolt está pensado, teniendo en cuenta cuál es el mejor emplazamiento en relación a la comodidad para clipar, en relación a las diferentes alturas de los escaladores, al despliegue de la cuerda y sus roces, a la real necesidad de proteger (basada en la dificultad y morfología de la ruta), en la trayectoria de una posible caída y sus consecuencias, etcétera. Pensamos mucho y, en definitiva, no taladramos donde no hace falta. En cuanto a las fisuras, elegimos las más continuas e interesantes, sabiendo que habrá mucho que limpiar para que puedan ser escaladas. En las vías mixtas, dejamos libre toda porción de pared del tamaño de, al menos, un cuerpo, que pueda equiparse con móviles, y cada uno de esos tramos está testeado en relación a las reales posibilidades de proteger con seguridad en esos emplazamientos. Todas las rutas tienen descuelgue y cada uno de ellos está planeado en relación al roce de la cuerda y el final natural de cada línea. Probamos todo a conciencia y discutimos mucho, nos actualizamos en cuanto a los avances en seguridad y estilos de apertura. El material que colocamos es de máxima calidad y lo seleccionamos teniendo en cuenta el tipo de roca en el que estamos abriendo.

0031 liviano
Abriendo en el sector “La Pared Ochentera” – (Foto: Fran Verde).

El Cuidado Y La Difusión

Pero no todo es apertura de rutas, escalar y pensar en cada movimiento técnico que las paredes nos proponen; la principal razón que nos mueve a ser amantes de la escalada es la posibilidad de relacionarnos con otras personas, de pensamientos afines, y con el entorno privilegiado y lleno de belleza en que la escalada se lleva adelante y se disfruta. En ese sentido, Paredones es un lugar privilegiado, y es nuestro deber y nuestra mas profunda voluntad hacer de nuestro trabajo en pos del crecimiento de Paredones como escuela de escalada, una plataforma a través de la cual cuidarlo, protegerlo e incluso embellecerlo.

_DSC0704
“Paredones” un lugar de belleza sin igual – (Foto: Carlos Herrador).

En base a esto, nos asesoramos continuamente en cuanto al impacto ambiental que nuestro trabajo tiene y hacemos un seguimiento de los cambios que el lugar presenta por el afluente de escaladores que se hace presente atraído por las nuevas rutas. Y, en relación a este afluente que va creciendo, junto al número de vías abiertas en el lugar, creamos ésta página para informar y para compartir, no sólo escaladas, topos y nuevas rutas, sino también para ponernos manos a la obra en la intención de cuidar, respetar y preservar el lugar.

En definitiva, es nuestra intención abrir el juego, a todos los escaladores, en pos del desarrollo sustentable de un lugar único mágico y encantador para la práctica de la escalada.

¡Manos a la obra!

Volver Arriba

 

Banner Proclimb

Nunatak

Print